Rebranding

El colegio de secundaria de mi barrio es el peor colegio con diferencia de entre todos los colegios de esta ciudad pija por excelencia del Reino Unido.

Yo veo dos motivos para esto: primero, es el colegio que está en el barrio chungo de la ciudad. Claro que el barrio chungo de Cambridge es muchas veces mejor que el barrio medio de Manchester o Birmingham, pero en algún barrio han de poner las viviendas sociales y en algún sitio se han de vender las drogas, así que mejor que repartírnoslo, lo ponemos todo junto en un solo barrio para que estas cosas feas no las vean los turistas ni las notemos esas clases trabajadoras que nos creemos de clase media. La eternalización del gueto, vaya. Nada que no se sepa.

El segundo motivo es parecido, pero a nivel colegios. Ningún colegio quiere a los hijos de la gente chunga, que dan mala imagen, y en vez de repartírselos, difuminarlos y que acaben confundiéndose con los niños de padres que quieren que sus hijos sean “algo en la vida”, para ver si se les pega algo, pues no, acaban todos juntos en el colegio del barrio, que se ve desbordado de adolescentes cuya imagen de los adultos es de alguien que se gasta el dinero de las ayudas del gobierno en pintas en el pub.

En éstas andamos que el gobierno británico decide privatizar los colegios, dando la gestión de los cuales a unas entidades privadas que los convertirán en “academias”. El objetivo de esto es que las academias competirán entre ellas para atraer alumnos, y así, en global, mejorar la educación. Puro liberalismo, ya veis.

Pues el colegio de mi barrio es academia desde el pasado septiembre, y después de un curso en el que los nuevos gestores se han espantado con el percal que se han encontrado, están empezando a tomar decisiones…

New name for ‘new era’ at Cambridge secondary school

Nuevo nombre, nueva marca, nuevo logo. Mejoremos primero la imagen que ya veremos cómo arreglamos el problema de verdad… si es que lo hacemos. Puro liberalismo, ¿lo habíamos dicho ya?

Yo les doy siete años, si es que sigo aquí, hasta que Eric tenga que empezar secundaria y nos planteemos a qué colegio academia quiere ir. Mi apuesta es que no habrá mejorado mucho.

This entry was posted in Actualidad, Trotamundos by txapulin. Bookmark the permalink.

2 thoughts on “Rebranding

  1. Universal tema:

    En todos los sitios, los mejores barrios son los que tienen las mejores escuelas. Algunos creen que son las mejores escuelas las que están en los mejores barrios, pero no es así. Es al revés.

    Se “supone” que un “padre modélico” se esforzará por la educación de su hijo por lo que, aspirando a poder llevarlo a la mejor escuela, busca un piso/casa en aquel barrio en el que haya tales buenos colegios (barrio caro, renunciando a otras cosas por tener “más puntos” para poder entrar a su hijo/a en dicho centro). Otro padre, “modélico” (en otro sentido, que priorice menos este punto), “escoge” un piso en un barrio menos caro y con escuelas más “normales”. El tercer padre/madre va a un barrio más económico con escuelas con más déficits.

    Es la solución universal por ser la única no utópica, aunque por supuesto ello no és óbice para su crítica.

    No todos los colegios pueden ser excelentes (por definición).

  2. Estoy de acuerdo con tus argumentos, pero no con el tono “es lo que hay” de ellos.

    La definición de excelencia no tiene por qué basarse en la competitividad. Es más, hasta podemos añadir en los parámetros de excelencia uno basado en la igualdad de oportunidades de todos los alumnos. Si un colegio suspende es culpa de todos por no ayudarle y nadie obtiene la excelencia.

    La excelencia es muy fácil cuando puedes permitirte no aceptar a aquellos alumnos que probablemente sean problemáticos. Y claro, es muy jodida para aquel colegio que tiene que aceptarlos a todos.